sábado, 28 de abril de 2007

Sensaciones o sentimientos...

Encadenar palabras formando frases... Unas con más sentido otras con menos... Aunque cuando se crearon eran necesarias y casi imprescindibles para poder continuar, el devenir habitual y mantener una estabilidad quebradiza. Que tan sólo con una ligera brisa hubiera bastado para romper. Llevándose los pedazos muy lejos, haciendo casi imposible volver a unirlos y formar lo que en un primer momento simbolizaban.

Una idea plasmada, dejando fluir sensaciones encausadas es un texto. Siendo una manera de transmitir sentimientos, que hasta ese momento estaban guardados bajo la protección de los muros internos que aún se mantenían en pie. Pero tras la batalla y desolación del paraje junto a la fortaleza. Dejaron con vida a todas esa ideas que habitaban el castillo, para que fueran concientes que su estabilidad había sido destruida y que todo lo que eran y creían ya no existía. Mandándolas al exilio con la deshonra de vivir sin honor, pero libres. Un error para el atacante, pero una nueva posibilidad para crear ese reino en otro lugar.

Ahora, ese reino vuelve a verse fuerte y desafiante. Habiendo conseguido recomponerse y fundar una nueva era de esplendor. El enemigo en cambio, ha sucumbido a sus mismas artes y ahora zozobra, aunque ya queda muy lejos, casi imperceptible allá en el horizonte.
Mis sentimientos, siguen custodiados por esas ideas que han vuelto a reconstruir su templo. Guardados en un arcón a la espera de que alguien sea merecedor de llegar a esa sala y se siente con la fortaleza suficiente para afrontar lo que ahí se guarda.

2 comentarios:

Goticonet dijo...

Cuando ciertos acontecimientos bélicos se dan cita en nuestra vida devastando nuestro presente y nuestro posible horizonte futuro solo nos queda recoger los vestigios de una parte del pasado para recordarnos lo q una vez fuimos y los tesoros q nos expoliaron, todo ello es imprescindible para conseguir el coraje suficiente q nos permita levantar una nueva fortaleza más acorde con nuestros nuevos tesoros: aquellos q hemos ido buscando y/o encontrando x el camino, un camino difícil pero indudablemente necesario como tantas veces hemos comentado.
Yo fui testigo de excepción del renacer de tu fortaleza y nutriéndome de tu estilo arquitectónico he ido levantando piedra a piedra la mía.

caracola_azul dijo...

Tal vez las piedras de esa fortaleza sólo sean un espejismo para quien no quiera ver lo que en realidad son. No quieren ocultar nada, ni protejer nada y sin embargo puede parecer que el interior es inalcanzable. Seguro que hay galerias subterráneas y pasadizos secretos que desemboquen directamente en el lugar donde está ese tesoro, que es tu corazón. Sé que quien sepa llegar a ese lugar podrá sentir un gran orgullo. Vuelves a volar, vuelves a soñar, vives el ahora, o sea TU REALIDAD. Esta realidad será perfecta cuando coincida o se asemeje con la de otra persona.
Miro hacia arriba y veo tu estela, muy alto, remontando, creciendo. Espero verla siempre.