martes, 9 de octubre de 2007

Perspectiva...



Bajo una tenue luz amarilla languidece lentamente. A su alrededor, paredes desnudas carentes de expresión. La observan con fría indiferencia. El tiempo no transcurre. Se ha olvidado de su existencia. Su reflejo choca contra un espejo opaco que no es capaz de mostrar ni los bordes de su silueta.

Parece que fuera de este gris habitáculo no existe la vida. La bruma no recorre los valles. El sol no calienta las calles. La lluvia no derrama su llanto. El día no reclama su espacio.

Sólo se escucha el sordo zumbido de un artefacto que actúa como pulmón artificial. Manteniendo una suave temperatura para conservar su cuerpo en eterna agonía.

2 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Tenue luz de un artefacto luminoso que paraliza el instante y la vida.
Triste visión desde esa perspectiva!!

Un placer compartir contigo esta entrada.
Besos

Maslama dijo...

tengo que dejar de fumar como sea.. me ha evocado completamente la estancia en una habitación de hospital, atada a un pulmón artificial..

besos asustadísimos!!