miércoles, 24 de octubre de 2007

Añejo...



Añejo campo
malogra las cosechas
de un pasado.

1 comentario:

Milagros Sánchez dijo...

De nuevo retomas la idea de la temporalidad: lo añejo malogra las cosechas!!
Ojalá nuestra mente se liberase del fenómeno temporal. De ahí que nuestros valores más supremos sean intemporales!!
¿Siempre se te dió bien la Filosofía, querida without?....

Un abrazo