domingo, 27 de abril de 2008

Destello...



Ojos opacos
por esperar una luz
entre destellos.

17 comentarios:

MARISA dijo...

la primen!!

MARISA dijo...

ay esperar esperar esperar...no tengo paciencia.. quizás por eso me pierda muchas cosas, por ejemplo, si llega la luz entre destellos me la perdería, porque no estaría esperando ya...pero si no llega, en ese tiempo que se les ponen los ojos opacos a otros, a lo mejor me ha dado tiempo de ver otras cosas :)

without dijo...

Hola Marisa,

La espera también muestra y enseña imágenes más allá de la quietud.

Besos contemplativos.

Fini dijo...

A veces merece la pena esperar, otras no... saludos

arcademonio dijo...

...quizá se deslumbraron...quizá no desean mirar...quizá esten vacios...infinitos besos de bolsillo

dintel dijo...

Mira, ahí me identifico totalmente. Creo que voy a mirarme de nuevo al espejo a ver que hago con tanta opacidad.

Dinora dijo...

Ojos opacos que no parpadean..

Saludos!!

Tormento dijo...

Cierralos muy fuerte hasta que un fogonazo de luz te haga abrirlos y puedas ver desde el corazon lo que es invisible a la vista.

without dijo...

Hola Fini,

Ese es el gran dilema, valorar cuando merece la pena.

Besos

without dijo...

Hola Arcademonio,

Sí, están vacíos porque les falta una arte que perdieron o aún no les ha llegado, pero que saben que existe.

Besos

without dijo...

Hola Dinora,

Ojos que se han perdido en el tiempo.

Besos

without dijo...

Hola Dintel,

Lo mejor es limpiar o cambiar el cristal.

Besos

without dijo...

Hola Tormento,

Tanta luz puede velar una retina.

Un abrazo

Aurefaire dijo...

q importa q esten opacos, lo esencial es invisible a los ojos, cuando esa luz llegue la sentiras en el alma,
besos desde esta orilla :)

PRU dijo...

Lo malo de entrecerrar los ojos es la posibilidad de no ver otras cosas...

Besos brillantes...

without dijo...

Hola Aurefaire,

Bienvenida a este rincón literario :)

Se verá o no, lo importante es percibirlo.

Un abrazo

without dijo...

Hola Pru,

Aún abiertos podemos dejar de ver...

Besos en la oscuridad.